marketing

marketing

Miércoles, 23 Mayo 2018 13:14

Vacuna contra la Influenza

 

En Escavac contamos con la vacuna contra la influenza. Llámanos al 254604 o visítanos en calle Los Corales 219, urb. Santa Inés de lunes a sábado de 8am a 1 pm y de 5 a 8pm

 

La influenza es una infección respiratoria viral aguda y muy contagiosa. Los virus gripales se caracterizan por una gran variabilidad. En función de la importancia de las mutaciones genéticas con respecto a los años anteriores, el grado de protección de la población variará, y se registarán epidemias de diversas intensidades. Podrá originarse una pandemia cuando un virus gripal completamente nuevo, contra el cual la población no está inmunizada y, por lo general, proveniente de un reservorio animal, se introduzca en la especie humana.

Síntomas de la influenza

Luego de un período de incubación que varía de 1 y 4 días, la enfermedad se inicia con la aparición súbita de fiebre elevada, sensación de malestar, cefalea, dolor muscular, dolor de garganta y tos seca. La infección dura, por lo general, una semana.
Las complicaciones más frecuentes son las neumopatías; afectan, principalmente, a los niños pequeños, las personas mayores y los pacientes que padecen alguna enfermedad crónica. Las complicaciones de la influenza pueden provocar la muerte, en particular en los pacientes más debiles.
Existen antivirales que pueden disminuir la duración y la intensidad de los síntomas si se administran apenas se declara la enfermedad.

Una enfermedad extremadamente contagiosa

La transmisión de la enfermedad puede darse a partir del día anterior a la aparición de los síntomas hasta cinco días después. Los niños pueden transmitir la enfermedad durante más de diez días.

En un vuelo comercial una persona que presentaba síntomas de influenza contagió la enfermedad al 72% de los pasajeros.Epidemiología y prevención de la influenza

Los virus gripales se trasmiten por inhalación o por contacto con las secreciones respiratorias. La OMS estima que la cantidad de muertes anuales debidas a la influenza varía entre 250.000 y 500.000. Existen diferentes tipos de vacunas contra la influenza. La composición de la vacuna contra la influenza se modifica cada año de acuerdo a las cepas circulantes.

 

(*)Información compartida por Sanofi Pasteur.

Miércoles, 23 Mayo 2018 12:09

De la lactancia a los alimentos sólidos

Consejos. Los primeros pasos para una alimentación sana y segura

 

 Mg. Patricia Noemí Piscoya Angeles

Obstetra y Enfermera

Coordinadora de la Facultad de Salud UPN sede Lima

 

 La leche materna es el mejor alimento para los lactantes, pues les proporciona todos los nutrientes que necesitan durante los primeros seis meses de vida. Contiene sustancias inmunes y bioactivas que están ausentes en las fórmulas comerciales y que proveen a los bebés protección frente a infecciones bacterianas, víricas y ayudan a la adaptación y a la maduración intestinal. Existen varios estudios que evidencian las múltiples ventajas que brinda la leche materna durante los primeros seis meses de vida; sin embargo, después de este tiempo la leche materna no cubre las necesidades de energía y de algunos nutrientes, por lo que es necesario iniciar la alimentación complementaria para satisfacer sus requerimientos nutricionales, además que a esta edad el lactante ya ha alcanzado un grado de maduración inmune, digestiva, renal y psicomotora lo cual hace que se encuentre preparado para la introducción de otros alimentos.

 De esta manera el inicio de la ingesta de otros alimentos en la dieta constituye uno de los eventos más esperados por la madre debido a que es un proceso clave en el desarrollo del niño, y es el primer paso para alcanzar la alimentación complementaria y variada que recibirá durante toda su vida, este proceso debe ser gradual ya que el niño no solo debe aprender a asimilar la multitud de sabores, texturas y variaciones que hay en la alimentación, sino también es un proceso de independencia y de autocontrol. Es conveniente recordar que la capacidad gástrica del lactante es pequeña (aproximadamente 30 ml/kg de peso) por lo que es importante ofrecer alimentos de alta densidad energética y con una cantidad elevada de micronutrientes, en tomas pequeñas y frecuentes, por ello es necesario que el lactante acuda a sus controles de crecimiento y desarrollo.

 Una buena primera elección de alimentos sólidos son los alimentos ricos en hierro, dado que la mayoría de las reservas de hierro de los lactantes comienzan a disminuir alrededor de los seis meses, es importante el consumo de carnes, las cuales deben incorporarse como uno de los primeros alimentos sólidos a la dieta del lactante. Para asegurar el aporte de vitaminas, minerales y otras sustancias protectoras presentes en los vegetales, es necesario combinar la mayor variedad posible de verduras en la dieta y los suplementos vitamínicos no pueden reemplazarlas

 Una vez que el niño haya crecido y se haya acostumbrado a estos nuevos sabores, y amplíe sus elecciones en forma gradual, integrando a la dieta las frutas, puede ingerir un puré de manzana, peras o plátanos, así también se debe introducir en su alimentación las verduras como zanahorias cocidas, arvejas o guisantes. Es importante introducir un solo alimento nuevo a la vez y se debe esperar unos días antes de agregar otro alimento nuevo, a fin de asegurarse que el lactante no presente una reacción negativa.

 Finalmente, las madres deben tener en cuenta que cuando el lactante empieza a comer otros alimentos diferentes a la leche materna, es necesario tener mucha paciencia, no forzarlo, gritarlo, ni asustarlo. El momento de comer debe ser tranquilo y lleno de cariño.

 Una comunicación permanente a través del canto, palabras tiernas y las caricias en la piel son las mejores formas de estimular esta relación afectiva entre ellos y sus padres cuidadores.

 

 Referencias Bibliográficas:

 La alimentación del lactante y del niño pequeño: Capítulo Modelo para libros de texto dirigidos a estudiantes de medicina y otras ciencias de la salud. Washington, D.C.: OPS, © 2013

  1. Zapata, María Elisa, Fortino, Julieta, Palmucci, Celeste, Padrós, Solange, Palanca, Eliana, VANESIA, Agustina, & Carmuega, Esteban. (2015). Diferencias en las prácticas de lactancia materna y alimentación complementaria, según los indicadores básicos propuestos por la OMS, en niños con diferentes condiciones sociodemográficas de Rosario, Argentina. Diaeta33(150), 12-20. 

 

 

subir